El compromiso de sumar voces

Para Meyvis Estévez Echeverría llegar al 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba representa un alto compromiso. Con ella marchan las voces de los miles de jóvenes artemiseños, militantes o no, a quienes representa. Hacerlo de la mejor manera posible la obliga por estos días a prepararse y a interactuar cada vez más con esa fuerza juvenil que impulsa muchas de las tareas de impacto en la provincia.

Hace dos años ella es la primera secretaria del Comité Provincial de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en Artemisa, pero su experiencia de representar a muchos viene de más atrás, porque con solo 21 años, con experiencia en cargos a nivel estudiantil, fue electa delegada en su circunscripción y luego a la Asamblea Provincial del Poder Popular.

Gracias al apoyo familiar, Meyvis asume las tareas encomendadas al frente de una organización que ha demostrado su valía en estos tiempos de pandemia. Cuando muchos han retrocedido por temor, los jóvenes artemiseños, con sus líderes al frente, han estado allí, donde más se les necesita, como voluntarios en centros de aislamiento, o dando el frente en cada centro de trabajo, aportando por ellos y por quienes debieron retirarse de sus labores cotidianas por resultar más vulnerables a la COVID-19.

Miles de historias de sensibilidad y amor tienen el sello de la UJC, por eso no oculta el orgullo de dirigir la organización y asume con responsabilidad y empeño el reto de prepararse cada día más y buscar las maneras de llegar a niños, adolescentes y jóvenes con códigos de comunicación que pasan por el necesario uso de las redes sociales y la interacción cara a cara.

Llega a este congreso del Partido sintiéndose heredera de todo el legado de sus antepasados artemiseños, en especial de quienes acompañaron a Fidel en la epopeya del Moncada y no lo traicionaron en el empeño de ver a Cuba libre aun a riesgo de la vida propia.

Como joven y además dirigente de la organización que constituye principal cantera para el ingreso al Partido, Meyvis siente la necesidad de trabajar cada vez más con los muchachos. «La juventud se caracteriza por su entusiasmo, espíritu renovador y por estar comprometida con las causas nobles.

«De nuestras universidades e institutos salieron los jóvenes que hicieron la Revolución, los combatientes clandestinos y de la Sierra, los milicianos de Girón y los cientos de miles de combatientes internacionalistas. Los de hoy tienen otras misiones igual de difíciles, pero si se les conduce certeramente no torcerán el camino que nos lleve a esa sociedad cada vez más justa a la que aspiramos, rectorada por el Partido», asegura.

La joven artemiseña confiere una importancia primordial a esta organización como fuerza política dirigente superior de la sociedad y el Estado. «Sin la conducción de un Partido como el nuestro, que ha educado y formado a las nuevas generaciones, no hubiésemos sobrevivido a tantos desafíos que ha enfrentado la Revolución, como el bloqueo impuesto por los Estados Unidos. Asimismo, el Partido ha guiado las estrategias para alcanzar un desarrollo sostenible con nuestros propios esfuerzos, una meta en la que los jóvenes se inscriben con un enorme protagonismo».

Y no puede ser diferente ahora, sobre todo en este Congreso. «El futuro es ya, y somos los jóvenes quienes debemos seguir el legado de la generación histórica que tanto aportó en la construcción de esta obra que debemos seguir edificando».

La UJC, no tiene dudas, es la cantera de ingreso al Partido, ese padre que guía a los jóvenes por buen camino, pero que les enseña también a pensar y conducirse por sí mismos. «Los jóvenes militantes tienen claro que su paso por la Juventud es fundamental para llegar al Partido, para continuar participando y aportando a la Revolución que los formó. Este es hoy nuestro Moncada, nuestra Sierra, el Girón victorioso de quienes   nos antecedieron. En nuestras manos está mantener a Cuba Viva, y eso ha quedado claro en el proceso Somos Continuidad desarrollado».

Meyvis llega a la magna cita con muchas expectativas. Se sabe parte de un momento histórico para Cuba y como tal vive intensamente estas jornadas, con la mirada también puesta en sus metas personales, pues la joven, graduada de Derecho, aspira a seguir superándose profesionalmente y continuar aportando cada día más a la historia de su país.

 

Ir a la fuente
Author: Adianez Fernández Izquierdo

Powered by WPeMatico