Morir por el dominó

Aunque morir en un juego de dominó pueda parecer extravagante o curioso, fue un infarto en una partida el que marcó el último momento de Juana Martín de Martín, cuya tumba en el Cementerio de Colón está esculpida con la forma de la ficha del doble tres. Sobre Juana Martín también se cuenta que era la propietaria del famoso jardín de La Habana, “El Fénix”.

Ir a la fuente
Author: Cubadebate